APLAZAMIENTO DE IMPUESTOS

24 de July de 2020

Solicítelo si tiene problemas de liquidez

En general, las empresas pueden solicitar el aplazamiento de la mayoría de deudas tributarias. Eso sí, existen algunas deudas inaplazables y otras con un tratamiento especial. Por ejemplo:

  • Las deudas correspondientes a retenciones o ingresos a cuenta practicadas sobre rentas del trabajo, actividades profesionales, intereses, dividendos, etc. son inaplazables.
  • Tampoco son aplazables los pagos fraccionados del Impuesto sobre Sociedades (sí lo son, en cambio, los pagos fraccionados realizados por empresarios individuales en el IRPF).

Las deudas derivadas del IVA, IGIC o cualquier otro tributo que deba ser repercutido son inaplazables, salvo que se justifique que las cuotas repercutidas no han sido cobradas:

  • Si el importe (junto con el del resto de deudas aplazadas) es inferior a 30.000 euros, Hacienda admite el aplazamiento.
  • Si el importe es superior, Hacienda exige que el IVA repercutido ya cobrado sea inferior al IVA a ingresar resultante de la liquidación, y acepta el aplazamiento sólo por la diferencia.

Falta de liquidez

Si su empresa atraviesa dificultades de tesorería, analizaremos la posibilidad de solicitar un aplazamiento en el pago de impuestos.

Este Sitio Web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación del Usuario. Puede pulsar ACEPTAR COOKIES para aceptar la totalidad de condiciones del Aviso Legal, Política de Privacidad y la Política de Cookies, RECHAZAR o puede pulsar CONFIGURAR para personalizar las cookies según sus preferencias (tardará menos de 1 minuto)

Indique que cookies quiere aceptar